Qué es la erosión dental

La erosión dental es un problema creciente, y comprender sus causas es el primer paso para prevenirla.

La erosión dental es un tipo de desgaste dental que ocurre cuando se produce un daño en el esmalte del diente causada un ataque ácido directo.

CAUSAS DE LA EROSIÓN DENTAL

Erosión intrínseca: se produce cuando la causa de la erosión está producida por el propio organismo, como los ácidos gástricos. Suele presentarse en personas con problemas de estómago o trastornos alimentarios.

Erosión extrínseca: la que está ocasionada por agentes externos a nuestro organismo, como la ingesta de algunos medicamentos (suplementos de vitamina C masticables o aquellos que contengan ácido clorhídrico) o debido a malos hábitos alimenticios para la salud dental, como una dieta rica en azúcares, bebidas carbonatadas, zumos de fruta …

Otras causas de desgaste dental: la erosión puede ir combinada con otras patologías como la atrición (resultado de la masticación y se limita a las superficies de los dientes que contactan), la abrasión (desgaste anormal de la estructura dentaria, debido a un incorrecto cepillado dental o a otros hábitos orales) y las abfracciones (fractura o desgaste dental por sobrecarga, normalmente en la zona del cuello de los dientes y en forma de cuña).

SÍNTOMAS DE LA EROSIÓN DENTAL

Decoloración de los dientes: al dañarse el esmalte, el blanco natural de los dientes se va perdiendo, dando lugar a un tono amarillento.

Sensibilidad dental: al quedar expuesta la dentina con la erosión dental, los dientes quedan mucho más sensibles ante los agentes externos.

Desgaste de las piezas dentales: los dientes pueden llegar a cambiar de forma, verse más redondeados o aparecer pequeñas fisuras. También pueden aparecer ciertas transparencias en los bordes dentales, perdiendo estos su opacidad.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA EROSIÓN DENTAL

Lo primordial es conocer el problema que ha causado la erosión para poder prevenir de nuevo estas lesiones.

Cambios alimenticios

Es crucial llevar una dieta sana y equilibrada libre de alimentos y bebidas ácidas, como cítricos y bebidas carbonatadas, que pueden desgastar el esmalte dental.

Igual de importancia tiene enjuagarse la boca con agua si se consumen estos alimentos dañinos para neutralizar así los ácidos. Además, se recomienda esperar al menos 30 minutos para cepillarse después de ingerir alimentos ácidos, para evitar el cepillado sobre el esmalte suavizado y dañado.

Técnicas correctas de cepillado y uso de productos dentales específicos

Un cepillado agresivo puede dañar el esmalte dental. Se recomienda utilizar cepillo de cerdas suaves o medias, que no dañen a las encías, y cepillar durante al menos 2 o 3 minutos.

Es importante elegir una pasta dental con flúor, ya que protege al esmalte de la acción de los ácidos y agentes externos, al igual que realizar enjuagues con fluor.

Beber abundante agua

Esto ayudará a generar saliva y evitar la sequedad bucal. La saliva regula el pH de la boca, controlando el nivel de ácidos producidos por la placa bacteriana.

Tratamientos profesionales

Existen tratamientos profesionales con flúor realizados por un dentista que ayudan a reforzar el esmalte dental. Además, la aplicación de selladores dentales puede proporcionar una barrera protectora efectiva sobre el esmalte.

Y realizar visitas periódicas al dentista es fundamental para que detecte cualquier tipo de afección en tu salud bucodental.

Si crees que puedes sufrir de erosión dental no lo pienses más y solicita una cita en nuestra Clínica Dental Sainz de Baranda. Llevaremos a cabo un estudio de tu salud bucodental para garantizar los mejores resultados.