¿Enjuagues con agua oxigenada?

El agua oxigenada es peróxido de hidrógeno. Contiene los mismos elementos que el agua pero con el doble de oxígeno y su fórmula es H202. Se utiliza comúnmente como desinfectante, pero algunas personas han empezado a usarlo a niveles mayores, como es el de la salud oral.

agua oxigenada

Posibles beneficios del Agua Oxigenada en nuestra boca

  • Sola o a partes iguales diluida en agua ayuda a eliminar el mal aliento, las enfermedades de las encías, las úlceras en la boca, aftas e incluso el dolor de muelas.
  • Combate las bacterias y hongos producto de la degradación de los alimentos, principales causantes de caries.
  • Realizar gárgaras con agua oxigenada ayuda a evitar resfriados, gripes y enfermedades respiratorias.
  • Desinfección del cepillo de dientes.

En un principio parece beneficioso, pero debemos tener en cuenta que su uso habitual no es recomendable ya que puede provocar graves irritaciones en las encías, en la lengua e incluso en el paladar. También afecta a coronas, empastes o implantes dentales.

agua oxigenada

Consejo para su uso oral

Es de vital importancia rebajarla al 50 % con agua. Así, podremos usarla para combatir el mal aliento o como enjuague. También podremos eliminar bacterias y desinfectar el cepillo de dientes. 

Aún así, es primordial que el dentista nos recomiende una pasta dentífrica apropiada que cuente con las propiedades adecuadas.

No obstante, las desventajas que posee el uso de agua oxigenada como enjuague bucal son mayores que las posibles ventajas. Así es que, NO ES RECOMENDABLE aplicar este tipo de métodos.

agua oxigenada

Contraindicaciones

El agua oxigenada supone un exceso de oxígeno para nuestra boca. Aunque puede parecer beneficioso, gran cantidad de estudios demuestran sus efectos negativos.

Su uso puede ser el causante de una retracción gingival, es decir, una enfermedad periodontal. Además, usar directamente el agua oxigenada sobre las piezas dentales puede aumentar la sensibilidad dental, ya que el esmalte se ve seriamente dañado.

Su uso continuado ocasionará un desequilibrio en la flora bacteriana de la boca, lo que conllevará al desarrollo de otras bacterias. El agua oxigenada, quema e irrita los tejidos de nuestra cavidad bucal.