Así es como estropean tus dientes las famosas “dietas milagro”

Tras las fiestas navideñas, es hora de volver con las pilas cargadas y propósitos para el nuevo año. Entre un sinfín de objetivos por cumplir, casi siempre hay uno que se repite: perder esos kilos de más que hemos ganado durante la Navidad.

El procedimiento que debemos seguir parece sencillo: reducir el consumo de aquellos alimentos más calóricos y hacer deporte. Sin embargo, algunas veces, optamos por la vía rápida y recurrimos a las llamadas “dietas milagro”, que podemos encontrar fácilmente navegando por internet.

En la mayoría de los casos, no somos realmente conscientes de los riesgos que conllevan estos cambios de alimentación sobre nuestro cuerpo, en concreto, sobre nuestra salud bucodental.

Por ello, hoy te contamos los riesgos que pueden provocar las dietas de adelgazamiento sin supervisión médica sobre la salud oral.

QUÉ EFECTOS TIENEN ESTE TIPO DE DIETAS SOBRE NUESTRA BOCA

Reducir la ingesta de ciertos alimentos sin control médico es altamente peligroso. Un ejemplo de ello son las dietas ricas en proteínas y bajas en otros nutrientes, muy populares en los últimos años. Este tipo de regímenes alimenticios pueden deteriorar nuestro sistema inmunológico, provocando la aparición de múltiples enfermedades, como la gingivitis o periodontitis.

La carencia de determinados productos alimenticios puede hacer que suframos osteoporosis, afectando al correcto funcionamiento de los huesos que conforman la mandíbula.
Además, una alimentación deficiente en vitaminas A, B y C nos hace más vulnerables a la aparición de llagas y caries.

CÓMO ADELGAZAR SIN DETERIORAR NUESTRA SALUD BUCODENTAL

Es posible seguir una dieta de adelgazamiento sin provocar ningún cambio negativo en nuestro bienestar bucal.

Para conseguirlo, ten en cuenta estos cinco consejos:

  • Huye de las “dietas milagro” y consulta con un especialista médico cualquier cambio que pretendas realizar sobre tu nutrició
  • Incluye hortalizas, frutas, lácteos, cereales y proteínas en tu dieta.
  • Evita el consumo de bebidas azucaradas y bollería industrial, ambas perjudiciales para tu salud general.
  • Bebe, al menos, dos litros de agua diarios.
  • Haz tres comidas principales al día y dos tentempié Evita picar entre horas.
  • Si vas a iniciar una dieta de adelgazamiento o cualquier otro cambio con respecto a tu alimentación, acude a tu dentista para que pueda asesorarte.

Si tienes cualquier duda al respecto, ¡consúltanos! En nuestras clínicas contamos con profesionales altamente cualificados encantados de ayudarte.